estudiar¿Te interesa especializarte en diseño gráfico? Entonces estás de suerte: has elegido una profesión que tiene una gran demanda por parte de los empleadores en este momento y cuyos salarios son bastante impresionantes, incluso para los puestos iniciales.

Y admitámoslo, es una de las profesiones más geniales que existen. Te vas a levantar cada mañana sabiendo que vas a pasar el día haciendo algo que te gusta, junto a compañeros creativos que comparten tu pasión y te mantienen inspirado.

Con el diseño gráfico, tendrás un sinfín de opciones abiertas, incluyendo -en una época de rápida innovación técnica- algunas que aún no se han inventado.

En resumen, el diseño gráfico es una de las mejores carreras laborales que puedes elegir, y en este artículo te damos 10 razones para hacerlo.

10 razones por las que es una buena idea seguir la carrera de diseño gráfico

Formarse en diseño gráfico es una gran inversión en tu futuro, así que lo primero que tienes que hacer es estar seguro de que es la dirección correcta para ti. Aquí tienes diez razones que debes tener en cuenta para decidir si el diseño gráfico es la mejor carrera para ti.

1. El aprendizaje será algo cotidiano

El aprendizaje es un componente diario del trabajo de un diseñador gráfico. Tu trabajo nunca dejará de evolucionar o mejorar. Siempre habrá nuevos retos que superar. Nuevos problemas que resolver. Es un torbellino interminable de descubrimientos e invenciones. Cometerás errores. Todos los cometemos.

Trabajar como diseño gráfico no significa que simplemente te aprendas las reglas y ya está. De hecho, tendrás que trabajar para mejorar y evolucionar tus habilidades y conocimientos durante toda tu vida laboral.

Esto se debe en parte a que siempre se puede mejorar, incluso en lo que respecta a los fundamentos como el uso de cuadrículas, la combinación de colores, la comprensión de la tipografía, etc. Pero también se debe a que siempre van a aparecer nuevas técnicas y tecnologías a las que hay que estar atento.

Por ejemplo, los diseñadores veteranos que se graduaron en la década de 1970, antes de que existieran los ordenadores personales, están ahora familiarizándose con tecnologías futuristas como la VR. Imagina en qué podrías estar trabajando dentro de medio siglo.

Si esa idea te da miedo, puede que el diseño gráfico no sea lo tuyo. Pero si te entusiasma, entonces súbete a bordo.

2. El diseño siempre tendrá demanda

Los seres humanos siguen demandando carreras de diseño gráfico. En la era de la automatización, en la que se nos dice constantemente que un día nuestros trabajos serán ocupados por robots, puedes estar seguro de que el diseño gráfico siempre requerirá pensamiento y creatividad humanos. Es un engranaje esencial en el mundo del trabajo, necesario para cualquier marca o negocio.

Mientras que un simple diseño colateral podría automatizarse, se necesita un diseñador gráfico para desarrollar marcas holísticas y una comunicación inteligente que sea única y atraiga al público objetivo. Esto hace que la carrera de diseño gráfico sea una decisión inteligente y con futuro.

3. El diseño abre muchos caminos profesionales diferentes

Podrás añadir valor a cualquier lugar de trabajo, no sólo a un estudio de diseño. El diseño es algo sin lo que ninguna empresa puede vivir. Si una agencia no es lo tuyo, quizá quieras aventurarte en el diseño editorial y trabajar para una gran editorial. ¿O unirse a un equipo interno de una de las mayores marcas deportivas del mundo? La carrera de diseño gráfico está abierta a muchos caminos apasionantes.

4. El diseño potenciará tu capacidad de resolución de problemas

La resolución de problemas forma parte de tu carrera de diseño gráfico. La creatividad es crucial para cualquier empresa. Steve Jobs, de Apple, dijo una vez «Está en el ADN de Apple que la tecnología por sí sola no es suficiente. Es la tecnología casada con las artes liberales, casada con las humanidades, la que produce los resultados que hacen cantar a nuestros corazones».

Por este motivo, la carrera de diseño gráfico mejorará tu capacidad de resolución de problemas, no sólo porque resuelves problemas comunes para los clientes, sino porque te animas a considerar el panorama general. ¿Qué resolverá tu diseño? ¿Cómo añadirá valor? ¿Cómo logrará los objetivos de una marca? El diseño potenciará más habilidades de las que crees.

5. Disfrutarás trabajando en equipo

Los diseñadores gráficos rara vez están solos; a menudo forman parte de un equipo creativo o trabajan estrechamente con el cliente, colaborando para llegar a la mejor solución posible. Es probable que conozcas a profesionales de las relaciones públicas, redactores, comercializadores, publicistas… probablemente trabajarás con la alta dirección y se espera que consultes a los directores de las empresas.

Su función dependerá de muchas relaciones comerciales, cuyos beneficios no harán sino aumentar sus habilidades y experiencia, especialmente su capacidad para tratar eficazmente con diferentes personalidades. Sin embargo, esto no significa que tengas que ser una persona extrovertida. De hecho, muchos introvertidos -personas a las que la abundancia de interacción social les resulta agotadora- se convierten en diseñadores. Porque no tienes que pasarte todo el tiempo comunicándote con los demás; normalmente hay suficiente «tiempo de tranquilidad», en el que te centras en una tarea que te permite recuperarte.

Pero tanto si eres extrovertido como introvertido, o en algún punto intermedio, te tiene que gustar la idea de compartir y desarrollar ideas con otras personas. La carrera de diseño gráfico no es la mejor opción para un «genio solitario».

6. No es necesario (normalmente) un atuendo formal de negocios

¿Odias las camisas blancas rígidas y las incómodas americanas? Relájate. El diseño gráfico es una carrera práctica para mentes creativas y los diseñadores suelen tener un atuendo de trabajo más relajado. Camisetas, vaqueros y zapatillas deportivas son prácticamente el uniforme. No se puede ser creativo cuando los brazos luchan por moverse con un traje de negocios formal.

A los clientes tampoco les importa. Está muy aceptado que los diseñadores se vistan de una manera determinada, y eso también nos parece bien.

7. Tu carrera de diseño gráfico es imprevisible

¿Crees que sólo vas a seguir al rebaño? La carrera de diseño gráfico puede llevarte a lugares que nunca creíste posibles. Podrías conseguir un trabajo en un estudio en la otra punta del planeta, o descubrir que tu empleo implica muchos viajes a lugares lejanos. Puede que incluso te independices y lances tu propio estudio algún día. Las posibilidades son realmente infinitas.

8. Cambiarás la forma de ver el mundo

Especializarte en diseño gráfico cambiará tu forma de ver las cosas. Cuando camines por la calle como diseñador gráfico, verás las cosas bajo una luz completamente nueva. Porque tu trabajo se convertirá en tu vida.

Encontrarás inspiración en todo lo que veas y hagas, guardando ideas para tu próximo proyecto. El diseño aporta una nueva perspectiva y te anima a salir y descubrir cosas nuevas. Desde las galerías de arte y la arquitectura hasta la ropa y los accesorios, tu vida estará llena de maravillas creativas.

Como ves existen muchas razones para estudiar diseño gráfico y todas son buenas. Si tú también estás pensando en formarte en este ámbito, en Udeka ponemos a tu disposición los mejores cursos de diseño gráfico para que puedas conseguir tus objetivos. ¿A qué estás esperando? ¡Deja que te ayudemos!