Si estás pensando en preparar unas oposiciones, seguramente quieras sacarle el mayor rendimiento posible a tu tiempo de estudio, especialmente si lo estás compaginando con un trabajo. Si esta es tu situación, ¡deja de preocuparte! En este artículo, consejos para elaborar un planning de estudio oposiciones, te ayudamos a conseguirlo.

¿Por qué es importante organizarse?

Si no planificas tu tiempo, ¿cómo vas a saber si lo estás aprovechando o qué tienes que cambiar para hacerlo más productivo? Además, ¿quién no ha tenido la sensación de haberse pasado horas estudiando y no haber aprendido nada? Pues bien, para evitar esta situación y sacarle el máximo rendimiento posible a tu tiempo, ¡es necesario organizarse!

 

Planning de estudio oposiciones: ¿qué debes tener en cuanta antes de elaborarlo?

Antes de elaborar un planning de estudio, ¡te recomendamos que te asegures de que cumples todos los requisitos! Parece un poco obvio, pero imagina que empiezas a estudiar y luego no puedes presentarte.

Una vez te hayas asegurado de que sí que puedes presentarte a las oposiciones, es momento de prepararse para realizar el planning. Para ello, te conviene responder primero algunas preguntas para saber cuál es tu punto de partida:

  • ¿De cuanto tiempo dispongo al día para estudiar? ¿Y a la semana?
  • ¿Cuántos temas necesito aprender?
  • ¿De cuánto tiempo dispongo antes de las oposiciones?
  • ¿Qué herramientas y técnicas voy a utilizar?

Teniendo claras las respuestas a estas 4 cuestiones, ya podrás comenzar a elaborar tu planificación.

Ver oposiciones

Planning de estudio oposiciones: consejos

  1. Hazte con un calendario

En realidad, no importa si es un calendario, una hoja de Excel o un planner, lo importante es que dispongas de un soporte donde reflejar cuándo y cómo vas a realizar qué tareas. Si no dejas apuntado todo lo que haces, te resultará complicado valorar si estás avanzando y te resultará más fácil procrastinar.

Además, en aquellos días en los que sientas que has estado perdiendo el tiempo (¡siempre hay alguno así!) podrás echar la vista atrás en el calendario y ver todo lo que has realizado.

  1. Organiza los temas

Cuando ya hayas determinado cuántos temas tienes que estudiar, clasifícalos en, por ejemplo, aquellos que son más prioritarios y aquellos que lo son menos, en los que más te pueden costar y los que menos, para que, a la hora de organizarte, sepas cuánto tiempo dedicar a cada uno de ellos.

  1. Haz un cálculo realista del tiempo del que dispones

Una vez que sabes cuánto falta para la fecha oficial de la convocatoria, así como el tiempo del que dispones para estudiar al día y a la semana, ya puedes comenzar la planificación.

Lo ideal es que, sin importar de cuánto tiempo libre dispongas, no lo dediques por entero al estudio. Tanto si trabajas como si no, descansar también es importante, por lo que deberás encontrar un balance entre las horas que dedicas al estudio y el tiempo libre.

Si, por ejemplo, dispones de 5 horas libres al día, deberías utilizar 4 para estudiar y una para descansar, repartida de forma que no te satures. Aquí te explicamos como utilizar el Método Pomodoro para organizar bien tu tiempo.

  1. Establece metas

Para comprobar tus avances y mantener tu motivación al máximo es importante que te pongas objetivos y te recompenses por ellos. Trabajar sin objetivos es perder el tiempo, al no saber en qué dirección estás apuntando ni cuándo has terminado una tarea, pero también es perder el ánimo, ya que tendrás la sensación de estar atrapado en un estudio que no tiene fin.

Quiero preparar las oposiciones
planning oposiciones
  1. Utiliza técnicas de estudio para las oposiciones

Técnicas y herramientas para estudiar las oposiciones hay muchas, por lo que, en ocasiones, puede ser complicado elegir o saber cuál es mejor. Te contamos cuáles son, en nuestra opinión las 2 técnicas más efectivas:

  • Mapas mentales

Este es nuestro favorito. Consiste en realizar infografías donde los conceptos importantes se relacionen entre sí. Además, puedes utilizar distintos colores, dibujos o cualquier cosa que se te ocurra para diferenciar, por ejemplo, distintos tipos de categorías.

El objetivo de este método es que, mediante la elaboración de esquemas complejos, puedas memorizar mucha información de golpe gracias al apoyo visual que supone el mapa.

  • Leer, recordar, reproducir, completar

Esta es una técnica tradicional, pero todavía sigue funcionando para muchas personas. Se trata de leer un apartado del temario, tratar de recordarlo, escribirlo en un papel o en el ordenador y comparar la respuesta con el original. De este modo podrás comprobar todo aquello que ya sabes y completar o corregir aquello que te has olvidado o que has escrito mal.

En este artículo, Cómo elaborar un planning de estudio oposiciones, te hemos contado cómo hacer un planificación óptima para estudiar oposiciones. Si estás pensando en opositar, en Udeka contamos con las mejores academias de preparación de oposiciones, para que puedas formarte de la mano de grandes expertos en el sector y con los temarios más actualizados.

Ver oposiciones