No importa si tienes 20 o 60 años, formarse es importante a cualquier edad.

En una sociedad como la actual, en constante cambio gracias a la revolución digital y la globalización, estar actualizado es casi imposible debido a la cantidad de nueva información, desarrollos e innovaciones que se generan cada año. Precisamente por eso, la formación continua se vuelve en una parte fundamental de nuestras vidas, convirtiéndose en una herramienta imprescindible para poder desarrollarse tanto personal como profesionalmente.

Sin embargo, sucede que, en muchas ocasiones, no tenemos claro qué queremos estudiar. Además de la típica duda sobre qué carrera elegir, hay otra pregunta que también nos hacemos con frecuencia cuando estamos buscando especializarnos en algo en concreto: ¿debería estudiar un máster o un curso de especialización? En este post te explicamos las ventajas de cada uno de ellos.

Por qué estudiar un máster

  • Duración de un año

    Por lo general, un máster suele durar un año académico y, en algunas ocasiones, dos, por lo que recibirás una formación extensa en el campo que elijas. Al tener una duración tan larga, es probable que alcances un conocimiento profundo sobre el tema que estés estudiando, llegando a comprender todos los elementos que lo componen y el contexto que lo rodea.

  • Másteres habilitantes

    Si quieres dedicarte a la educación, a la abogacía, a la arquitectura o a la psicología es probable que necesites hacer un máster que te habilite para poder desempeñar tu profesión. Lo mismo sucede en el caso de aquellos que se quieran dedicar a la investigación, ya que tendrán que cursar un máster para poder acceder al doctorado.

  • Prácticas

    En general, los programas máster suelen tener prácticas. Aunque la duración de estas puede variar entre las distintas universidades y centros de formación, lo habitual es que las prácticas se realicen durante un plazo mínimo de 3 meses, aunque en algunos casos alcanzan los 9 e incluso los 12. De este modo, se abre una puerta al mundo laboral para aquellas personas que estén comenzando su trayectoria y también para aquellas que hayan decidido cambiar de sector.

Por qué estudiar un curso de especialización

  • Duración

    La duración de los cursos es muy variada. Algunos de ellos son sólo de unas pocas horas, mientras que otros duran varios meses. Además, muchos de ellos son self-paced, es decir, una vez pagada la matrícula, tendrás acceso al temario y podrás realizarlos a tu ritmo sin necesidad de estar sujeto a horarios de clase. Esto supone una ventaja para aquellas personas que necesitan compatibilizar, por ejemplo, su formación con su vida laboral y personal, ya que podrán elegir el curso que mejor se adapte a sus horarios y disponibilidad.

  • Oferta amplia

    La oferta de cursos es muy amplia y abarca casi cualquier cosa que te puedas imaginar, desde programas específicos para aprender a utilizar herramientas como WordPress, Excel y Python hasta SAP, administración, cocina y fotografía. Matricularte en un curso te permite ir directamente al grano y aprender exactamente aquello que estás buscando.

  • ¿Título universitario?

    A diferencia de lo que sucede con los másteres, no es necesario contar con un título universitario para poder realizar un curso. De hecho, en la mayoría de los cursos no existe ningún requisito específico que la persona interesada tenga que cumplir para poder matricularse.

Cursos Másteres
Duración variada, desde unas pocas

semanas a unos meses

Duración de 1 o 2 años.
No se necesita título universitario Se necesita título universitario
No suelen tener prácticas Suelen tener prácticas
Oferta amplia Oferta amplia

Precios variados

Por lo general, precios más altos

Entonces, ¿estudiar un máster o un curso de especialización?

Depende de tu situación y de lo que estés buscando. Si quieres una especialización concreta, lo ideal es estudiar un curso; si, por el contrario, buscas familiarizarte con una disciplina y profundizar en todos sus aspectos, probablemente te interese más hacer un máster.

Sin embargo, aunque esta es la distinción principal entre ambos conceptos, cada vez hay más cursos especializados como este de SAP que cuentan con un volumen de horas alto y que, por sus características y duración, se parecen a un máster. Además, este tipo de cursos no exige estar en posesión de un título universitario, al contrario de lo que sucede en algunos de los másteres, por lo que pueden ser una buena alternativa para aquellos que no puedan o no quieran estudiar un máster.

En Udeka contamos con una gran variedad de cursos y másteres, tanto presenciales como no presenciales, que puedes consultar en esta lista de cursos y másteres.