Hace un tiempo, las entrevistas de trabajo se basaban en comprobar los conocimientos del candidato y su uso de las herramientas necesarias para desempeñar un puesto de trabajo. Sin embargo, las soft skills han ido ganando terreno y se han convertido en algo tanto o más importante que las hard skills o conocimientos técnicos. Por eso, si estás pensando en estudiar un máster, ten claro que, además de los conocimientos teóricos, es importante que adquieras ambos tipos de habilidades. Para que sepas de qué estamos hablando, en este artículo te contamos qué son las soft skills y cuáles son las más demandadas.

¿Qué son las soft skills?

A la hora de contratar, el personal de recursos humanos suele buscar candidatos que tengan buenas soft skills, es decir, que cuenten con cualidades personales que ayuden a, por ejemplo, conseguir el éxito en el trabajo, crear buen ambiente laboral y ser productivos. Estas cualidades están relacionadas con la forma de comportarse y de ser, y, a menudo, se refiere a ellas como competencias blandas.

Las soft skills son importantes porque, al fin y al cabo, definen la manera en la que una persona se comporta. Por eso, cada vez son más los reclutadores que tiene en cuenta este tipo de cualidades en los candidatos, ya que su impacto en el día a día del trabajo es enorme. ¿A quién no le gustaría tener un equipo de trabajo formado por personas responsables, capaces de establecer buenas relaciones entre sí y comprometidas con lo que hacen?

Soft skills vs hard skills

Para comprender bien qué son las soft skills, hay que diferenciarlas de las hard skills. A continuación, analizamos brevemente las diferencias.

Hard Skills

Son habilidades y conocimientos que se estudian y que resultan fáciles de cuantificar. Por lo general, son el tipo de conocimientos impartidos en colegios, academias, universidades y demás. Ejemplos de este tipo de habilidades son las siguientes:

– Conocimiento de una lengua extranjera.

– Carnet de conducir.

– Un título universitario.

– Manejo de maquinaria profesional.

Ofimática.

Soft Skills

A diferencia de las hard skills, estas habilidades son difíciles de cuantificar y no tienen nada que ver con conceptos o materias que se enseñen en centros de estudio. Suelen ser capacidades inherentes al individuo que, sin embargo, también se pueden trabajar a nivel personal. Por eso, no te preocupes si consideras que careces de alguna de estas habilidades: ¡el truco está en seguir intentándolo!

Soft skills más demandadas

Entre las soft skills más demandadas, se encuentran las siguientes:

Pensamiento crítico

En el trabajo, es importante que los miembros del equipo sean capaces de analizar y evaluar objetivamente las situaciones y los contextos. Esto les permite formarse un juicio propio sobre un tema.

Gestión del tiempo

En una vida profesional con tantas exigencias que compiten entre sí, ser capaz de gestionar el tiempo con eficacia es vital. Por eso, esta es una habilidad fundamental que los reclutadores suelen tener en cuenta, ya que su impacto en el día a día de la empresa suele ser muy grande.

Comunicación

La capacidad de comunicarse con claridad, tanto verbalmente como por escrito, es crucial en todo lugar de trabajo.

Los problemas y retos que surgen durante el desarrollo de un proyecto pueden resolverse si las personas se comunican con confianza y de forma adecuada.

Resolución de problemas

Tanto si se trata de un desacuerdo con un cliente como de la forma de completar un proyecto con un presupuesto ajustado, es importante que los trabajadores puedan superar los obstáculos de forma eficiente y eficaz. Para ello es necesario lo que se conoce como escucha activa.

Inteligencia emocional

Saber gestionar las emociones en el lugar de trabajo ayuda a reforzar la cultura de la empresa, así como otros valores importantes. También es esencial para crear y mantener equipos de alto rendimiento.

Creatividad

No hace falta ser un artista para ser creativo. La creatividad es lo que hace que las empresas continúen avanzando, generando nuevas ideas y nuevos productos.

En este contexto, es muy valioso contar con un empleado que piense out of the box, proponga ideas originales y no tenga miedo a la innovación disruptiva

Gestión del estrés

Para mantener un entorno positivo, agradable y productivo, los empleados deben saber manejar el estrés de forma adecuada, mantener la calma y presentar una buena actitud ante los retos.

Liderazgo

No todo el mundo puede asumir naturalmente un papel de liderazgo. Las organizaciones de todo tipo necesitan líderes en diferentes sectores que sepan dirigir a sus equipos.  Este enfoque se demuestra animando a los compañeros a ser más productivos, compartiendo con ellos los conocimientos y escuchando atentamente a los demás para identificar oportunidades de mejora.

En este artículo te hemos contado qué son las soft skills, en qué se diferencian de las hard skills y cuáles son las más demandadas. Complementar tus estudios de máster con este tipo de habilidades te ayudará a destacar entre los demás y a convertirte en un pilar fundamental para la empresa. ¡Consulta aquí toda la oferta de másteres de Udeka para ver cuál se ajusta mejor a tus necesidades y conviértete en el profesional que siempre has deseado!