¿Estás pensando en opositar para funcionario de prisiones? ¡Te contamos cómo funcionan los baremos!

¿Cómo ser funcionario de prisiones?

Los funcionarios que trabajan en instituciones penitenciarias disfrutan de la estabilidad que el sector estatal garantiza a todos sus empleados, con grandes ventajas. En cuanto a los salarios, suelen ser superiores a la media de las administraciones públicas, y la conciliación de la vida laboral y familiar también es mejor.

Sin embargo, para obtener una plaza en el Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias o de Funcionarios de Instituciones Penitenciarias, tendrás que pasar por un proceso de selección en el que completarás varios ejercicios en los que tendrás que demostrar tus conocimientos teóricos relacionados con el trabajo (150 preguntas), tu capacidad para resolver casos prácticos concretos y el estado de tu salud mental.

¿Cuál es el baremo para los funcionarios de prisiones?

Una vez que hayas superado el examen de selección de Instituciones Penitenciarias, deberás presentar tu certificado de méritos a los responsables del seguimiento del proceso de selección.

Dichos responsables compararán tu experiencia laboral, el nivel de tu formación académica (título universitario, doble diploma, etc.), los cursos que has realizado y otros aspectos relevantes para el procedimiento. Todos estos datos se valorarán a partir de una lista en la que se establecen los criterios a valorar y la puntuación que se otorga a cada uno de ellos. Este elemento de referencia se denomina baremo de méritos.

El baremo de méritos para las pruebas de selección de funcionarios de prisiones tiene su propio conjunto de elementos a valorar y puntos a otorgar, y es diferente para cada comunidad autónoma española.

¿Qué se valora mediante el baremo de oposiciones a funcionarios de prisiones?

El baremo de las oposiciones de funcionarios de prisiones tiene en cuenta aspectos como los siguientes:

  • El grado personal consolidado, al que se le puede otorgar un máximo de 15 puntos
  • El trabajo realizado, que puede suponer hasta 15 puntos
  • Los cursos de formación y capacitación relacionados con el puesto a cubrir, que pueden suponer hasta 10 puntos
  • La antigüedad, por la que se pueden otorgar hasta 30 puntos
  • Los casos de conciliación de la vida privada, familiar y profesional, por los que se pueden otorgar un total de 10 puntos
  • Los méritos especiales correspondientes a las características del puesto, por los que se pueden otorgar un máximo de 20 puntos.

¿Qué significan los factores incluidos en el baremo de auxiliares penitenciarios?

Tanto si quieres profundizar y actualizar tus conocimientos sobre el proceso de selección de auxiliares de instituciones penitenciarias como si es tu primer acercamiento al tema, te facilitamos esta información para que sepas en qué consiste cada elemento de este sistema de valoración de méritos y qué perfil se requiere para el puesto de funcionario de prisiones.

Grado personal consolidado

El grado personal consolidado consiste en una valoración basada en el nivel, categoría, escala y otros términos relacionados con los puestos profesionales ocupados por mujeres y hombres durante su carrera administrativa. En el marco del baremo utilizado en las pruebas de selección en el sistema penitenciario, se forman 6 bloques que permiten diferentes jerarquías entre grados personales y grados los que pertenecen las plazas ofertadas.

Si el grado personal se encuentra en un bloque superior al grado del puesto a cubrir, el opositor obtendrá la máxima puntuación. La máxima puntuación se alcanza cuando el grado personal está 5 bloques por debajo del bloque del puesto vacante en el concurso.

Evaluación del trabajo realizado

Para la valoración de la experiencia laboral del candidato se tendrán en cuenta tanto los grados de los puestos que haya ocupado en su anterior carrera administrativa como el número de meses que haya trabajado en cada uno de ellos.

En esta categoría se utilizan bloques en los que se ordenan los diferentes grados de puestos de trabajo y se valoran en función del tiempo trabajado.

Cursos de educación y formación

Se tienen en cuenta aquí los cursos de formación para el empleo en las administraciones públicas y centros oficiales de idiomas previstos en el anexo III de la correspondiente convocatoria.

Para ello, la normativa vigente establece que los cursos realizados para las pruebas de selección de funcionarios de prisiones deben tener una duración total de al menos 15 horas para ser baremables.

Antigüedad

Está relacionada con el número de años que el aspirante ha trabajado. La antigüedad acumulada en la prestación de servicios penitenciarios cuenta para obtener la máxima puntuación en este aspecto.

Conciliación de la vida personal, familiar y laboral

Si el participante en el procedimiento de selección alega la compatibilidad de la vida privada, familiar y profesional para la asignación de un puesto en otro lugar, se tendrán en cuenta aspectos como el destino anterior del cónyuge del funcionario y los derivados del cuidado de hijos o familiares para determinar la puntuación final en esta categoría.

Méritos específicos 

En esta categoría se valoran los conocimientos y/o la experiencia adquirida en el desempeño de tareas o funciones en uno o varios puestos durante los últimos cinco años. Para determinar la puntuación se tendrán en cuenta los estudios cursados, la experiencia y las calificaciones del candidato.

 

En este artículo te hemos contado todo lo que necesitas sobre los cursos baremables para instituciones penitenciarias. Si tú también quieres opositar, en Udeka ponemos a tu disposición las mejores academias especialistas en este tema para que puedas prepararte de la mano de grandes profesionales y con los temarios más actualizados. ¿Nos dejas ayudarte?