¿El secreto para encontrar un trabajo? Aceptar que no vas a disfrutar especialmente del proceso de búsqueda. Largas solicitudes por adelantado, palmas sudorosas durante, y el pánico de «¿lo conseguí?». No es un paseo por el parque. Pero, ¿sabías que podría haber unas cuantas razones sencillas por las que no estás consiguiendo el trabajo de tus sueños? Te lo contamos.

Tu currículum/carta de presentación está anticuado

Solo hace falta ver un episodio de El aprendiz para saber que mentir en tu currículum nunca acaba bien, pero ¿cuándo fue la última vez que lo actualizaste? Por mucho que te gustaran tus años en una tienda de caramelos de toda la vida, si te presentas a un trabajo de redacción, no es relevante. Si no puedes decidir lo que debe quedarse y lo que debe desaparecer, quizá merezca la pena hacer un curso breve de redacción de currículos. Aunque parezca sencillo, esto podría ser un gran obstáculo que te frene.

No estás preparado en la entrevista

Nada arruina una entrevista de trabajo como la falta de preparación. Puede parecer sencillo, pero investigar antes de ir es imprescindible. También es importante que te vistas para impresionar, aunque el resto de la empresa esté en Converse, no es el momento de unirse a ellos. Así que haz tus deberes, planifica tu atuendo y calma tus nervios antes de la entrevista (a nadie le gusta un apretón de manos sudoroso). ¡Recuerda que es tu oportunidad de venderte a ti mismo!

No tienes preguntas

La entrevista está a punto de terminar, has calmado los nervios y te has vendido bien; ahora viene la pregunta: «¿Tiene alguna pregunta?». Di que no y corre hacia la salida más cercana. A tu entrevistador le saltarán las alarmas y tendrá la impresión de que no te interesa el trabajo. Intenta tener preparadas al menos cinco preguntas antes de entrar en la sala de entrevistas. Si necesitas ayuda para repasar tus técnicas de entrevista, ¡podemos ayudarte a encontrar un curso!

Todavía necesitas practicar

A veces un entrenamiento extra puede marcar la diferencia. Si crees que tus habilidades actuales están anticuadas, por qué no mejorar tus perspectivas con una formación adicional. Recuerda que no se trata sólo de trabajar de nueve a cinco. Tanto si aprendes un segundo idioma, como si aprendes a conducir o te pones a trabajar con Photoshop, incluir unas cuantas habilidades adicionales al final de tu CV puede hacer que parezcas un empleado más completo.

Estás buscando en los lugares equivocados

Si tienes problemas para encontrar el trabajo de tus sueños, y mucho menos para solicitarlo, puede que estés buscando en los lugares equivocados. Dado que muchas empresas publican sus vacantes actuales en sus propios sitios web, la búsqueda de empleo es solo eso: una búsqueda. Nuestros mejores consejos son repasar tus habilidades para establecer contactos, ya que, dependiendo del sector, muchas ofertas de trabajo se anuncian de boca en boca. Además, intenta acercarte a las empresas que te apasionan, ¡quién sabe, puede que encuentres lo que buscas!

Necesitas hacer prácticas o conseguir más experiencia laboral

A veces puedes tener todas las cualificaciones, pero sin experiencia en el trabajo, el empleo de tus sueños puede quedarse en un sueño. ¡Por muy duro que sea trabajar gratis, la experiencia que adquieres tiene un valor incalculable a largo plazo.

Aún no has presentado tu candidatura

En Udeka hablamos con cientos de estudiantes adultos que erróneamente dejan que su edad les impida solicitar clases nocturnas o cambiar de carrera. ¡Nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo! Con numerosos cursos a tiempo parcial y online disponibles, puedes equilibrar tu educación con tu vida y dar los primeros pasos hacia una carrera de ensueño y una vida más feliz. ¿A qué esperas?

En Udeka ponemos a tu disposición cursos que te ayudarán a mejorar tus perspectivas laborales para que puedas optar al trabajo de tus sueños. ¡No esperes más y deja que te ayudemos!