El verano es esa estación del año en la que todo el mundo aprovecha para irse de vacaciones. Por esta misma razón, es la época en la que muchos restaurantes, hoteles, cafés y chiringuitos aprovechan para ofrecer vacantes temporales que cubran la alta demanda de trabajo. Sin embargo, el periodo vacacional no tiene por qué ser tu única oportunidad para trabajar en hostelería. 

Como en el caso de cualquier otro tipo de empleo, no se trata solo de ponerte a buscar vacantes por ahí como un loco. Lo mejor es que antes prepares un CV que se ajuste a la información requerida por los ofertantes. Para ayudarte en esa labor, a lo largo de este post te damos los mejores consejos para conseguir un trabajo en el sector de la restauración, con independencia de que sea o no verano. 

 ¡Allá vamos!  

¿Cuáles son los requisitos para trabajar en hostelería? 

La hostelería tiene requisitos de trabajo indispensables y otros que aún que no lo son tanto, seguramente te ayuden a acceder al empleo con mucha más facilidad.  

¡Toma nota! Te contamos 3 puntos de tu CV no obligatorios que te darán un montón de puntos:  

Carnet de manipulador de alimentos 

Según la ley, todos los que tengan contacto directo con alimentos – desde su fabricación hasta la venta – deben sacar un carnet de manipulador de alimentos. Así que, ya seas cocinero, ayudante de cocina o camarero, necesitarás sacar este carnet para obtener el puesto. 

Sin embargo, contar con este título, aunque no se requiera directamente para el puesto para el que estás postulándote, te hará sobresalir por encima de los demás candidatos. 

Inglés para hostelería 

Si, ha llegado el momento de aprender inglés. Aunque no se trate de un requisito obligatorio, al tratarse de un sector que tiene mucho contacto con turistas de todas las partes del mundo, saber inglés seguramente te ayudará a encontrar empleos con mayor rapidez, especialmente en verano 

En resumen: cuanto más idioma sepas, mejor. Así que, ¡apúntate en un curso y prepárate! 

Experiencias prácticas en el sector 

Al igual que en cualquier otro sector, contar con experiencia previa en el puesto siempre va a ser un must a la hora de postularte para una vacan. Sin embargo, la pregunta realmente es: ¿cómo y dónde conseguir estas experiencias iniciales?  

Sí, sabemos que ahora mismo te parece imposible encontrar tu primero empleo, pero no te desesperes porque los hoteles, restaurantes y cafeterías, valorarán positivamente las formaciones profesionales en este sector. 

La formación profesional está muy reconocida por las empresas en la actualidad, ya que además de prepararte a nivel teórico, muchas de ellas también cuentan con prácticas laborales que posibilitan que tengas tu primera experiencia de trabajo, con todo el soporte que necesitas para obtener un gran aprendizaje de ella. Además, lo bueno de este periodo de formación práctico es que no solo te capacita, sino que muchos de los negocios contratan finalmente a estos estudiantes.  

¿Cómo conseguir un trabajo en hostelería? 

Ahora que ya sabes los principales requisitos para trabajar en este sector, ha llegado el momento de buscar un empleo. Para que obtengas los resultados que esperas, te aconsejamos que sigas los siguientes pasos: 

Prepara tu CV 

¡Es la primera impresión de la empresa sobre ti!  

Como lo lees, al fin y al cabo, el CV es tan importante porque será el primer contacto que la empresa va a tener contigo. Así que es importante expongas tus principales cualidades y habilidades. 

No te engañes: un buen currículum es directo y tiene la información crucial. No rellenes los espacios en blanco con detalles insulsos que no aporten nada a quien los lee. Nuestra recomendación es que presentes tu CV en una sola página y que en ella, expongas tus experiencias más relevantes y diferenciadoras, con respecto a los otros candidatos.  

Además de esto, no olvides de poner todos tus datos de contacto y una foto bien hecha que te identifique a la perfección.  

¿Dónde buscar un trabajo en hostelería? 

LinkedIn, Infoempleo y Hosco son algunos de los portales de empleo más conocidos a los que puedes recurrir para buscar un trabajo en hostelería. Sin embargo, lo que suele pasar en este sector es que los hoteles y restaurantes publiquen sus ofertas de forma más directa. Es decir, en sus redes sociales o incluso poniendo avisos en sus puertas. Lo mismo pasa con el currículo, aunque hoy en día lo más habitual es enviarlo por internet, en hostelería aún es común y recomendable la entrega en mano.  

Además de esto, una buena manera de enterarte de las novedades laborares del sector, es a través de una escuela de formación profesional. Ten en cuenta que muchas de ellas mantienen contacto con sus alumnos para informar sobre las vacantes, incluso una vez ha terminado el periodo educativo. 

Haz una carta de presentación 

Para detallar aún más las experiencias recogidas en tu CV y con el objetivo de destacar las acciones que hayas hecho en cursos, formaciones o prácticas profesionales anteriores, es útil hacer una carta de presentación. Aquí es dónde tienes manda ancha para explayarte. 

Este documento aportará a la empresa una imagen más personal de ti y sobre todo, en los casos en los que no se cuente con experiencia previa en el sector, puede ser la forma de demostrar al reclutador, tu interés por el puesto. 

Prepárate para la entrevista 

Si tu currículo pasa la primera fase, la segunda parte del proceso selectivo consistirá en una entrevista personal y es muy importante que tengas en cuenta algunos puntos en ese momento: 

  1. Busca información sobre la empresa: tú también deberías tener un conocimiento de la empresa, al igual que ellos tienen una imagen previa de ti. Esta búsqueda de datos te permitirá hacerte una idea de cuáles serán tus funciones, cómo es el equipo de trabajo y cuáles son las posibilidades de crecimiento. Si tienes claro todo esto, te sentirás más listo para enfrentar la entrevista. 
  2. Demuestra tus habilidades: no olvides de destacar tus principales habilidades, sobre todo las que puedan ser útiles al sector. Es decir, cosas como el gusto por interactuar con la gente, el alto nivel de concentración, la amabilidad o la capacidad de resolución de problemas sobre presión.  
  3. Tenga en manos tu disponibilidad: en hostería la disponibilidad horaria es muy importante, así que muchas veces, en el momento que el reclutador tiene que hacer su elección entre dos candidatos, tendrá en cuenta justo esto. Así que ya sabes: muéstrate abierto y ten claro tus horarios cuándo formulen esta pregunta. 

¿Por dónde empezar? 

Si estás decidido a trabajar en el sector de la hostelería y la restauración– ya sea por una temporada o por más tiempo-, te aconsejamos que hagas cursos y formaciones específicas en esta área, para que tu búsqueda sea mucho más sencilla y efectiva. En udeka contamos con una gran selección de formaciones que te ayudarán a conseguir tu objetivo, ¿hablamos?