Si estás pensando en opositar, es posible que tengas dudas sobre si es posible presentar a una oposición si se tienen antecedentes penales. No te preocupes, ¡en este artículo te contamos todo al respecto!

La relevancia de los antecedentes penales depende de la oposición

Muchas oposiciones establecen como requisito no haber sido condenado por un delito penal, como, por ejemplo, jueces y fiscales, policía y auxilio judicial. En todos estos casos se refieren a delitos dolosos, por lo que hay que averiguar primero si el delito cometido tiene estas características, ya que se puede tener antecedentes penales pero no por un delito doloso.

Para ello, es conveniente leer las bases de la convocatoria con especial atención, ya que, en ocasiones, esta remite a otras normas como, por ejemplo, unas Bases Comunes del proceso selectivo o una ley, donde se recogen estos requisitos.

Otro punto a considerar es el momento en el que se debe cumplir el requisito de no tener dichos antecedentes (en el momento de presentar la solicitud, a lo largo del proceso de selección, en el momento de tomar posesión, etc.). Además, debe constar explícitamente en la convocatoria o en la normativa aplicable.

¿Cómo puedo saber si tengo antecedentes penales?

La forma más rápida y sencilla de consultar mis antecedentes penales es a través de la sede electrónica del Ministerio de Justicia. El ministerio tiene una sección dedicada exclusivamente a este tema.

En la sede electrónica está toda la información sobre cómo comprobar si tus datos personales están vinculados a un antecedente penal. Para ello, basta con iniciar los trámites de forma digital o presencial

Para solicitar un certificado de antecedentes penales -documento que también acredita su ausencia- hay que pagar una tasa de 3,82 euros.

Te recordamos que en el caso de trabajos en los que estés en contacto con menores de edad, debes solicitar un certificado de delitos de naturaleza sexual. Se trata de un documento independiente del certificado de antecedentes penales.

¿Los antecedentes penales prescriben?

A diferencia de los delitos, los antecedentes penales no prescriben. Los antecedentes penales son la anotación de una sentencia firme por un delito en el Registro Central de Penados. Estas sentencias seguirán existiendo hasta que sean canceladas en caso de que la persona interesada o su representante solicite dicha cancelación y se cumplan una serie de requisitos que efectivamente permitan llevarla a cabo.

¿Cómo se pueden cancelar los antecedentes penales?

El artículo 136 de la Código Penal establece que para la cancelación de los antecedentes penales, éstos deben haber prescrito y el infractor no debe haber reincidido en periodos posteriores (dependiendo de la gravedad del delito):

  • Seis meses para las penas leves
  • Dos años para las penas no superiores a doce meses y las impuestas por delitos imprudentes
  • Tres años para el resto de penas menos graves de menos de tres años
  • Tres años para el resto de penas menos graves de menos de tres años
  • Cinco años para el resto de penas menos graves, que son de tres años o más
  • Diez años para las penas graves

En el artículo 33 del Código Penal, podemos ver con detalle lo que son las penas graves, las penas menos graves y las penas leves.

Si se cumplen estas condiciones, puedes tramitar la revocación a través del Ministerio de Justicia utilizando el formulario que puedes encontrar en esta web. Este proceso se puede hacer por correo, en persona o por Internet.

Recuerda: el plazo de tramitación es de tres meses (transcurrido este plazo, en ausencia de respuesta explícita de la administración, se entiende aceptada la solicitud de baja).

La pena de exclusión de la función pública

El artículo 42 del Código Penal, por su parte, recoge la pena de exclusión especial de la función o cargo público.

Sin perjuicio de lo que se establezca en la convocatoria, las personas que hayan sido condenadas a esta pena no podrán ejercer como funcionarios públicos durante el periodo que se establezca en la sentencia.

¿Qué ocurre si estoy pendiente de un juicio o de una condena en el momento opositar

Cada situación es diferente, y las circunstancias particulares de cada caso pueden hacer que puedas o no participar en unas oposiciones cuando hay antecedentes penales de por medio. Con todo, salvo en los casos especiales en los que las bases del proceso de selección prevean que los candidatos no estén inmersos en un proceso penal, una causa pendiente no impide realizar las pruebas del proceso de selección.

En este artículo te hemos contado todo lo necesario sobre si se puede opositar con antecedentes penales. Si estás pensando en preparar unas oposiciones, en Udeka ponemos a tu disposición las mejores academias para que puedas prepararte de la mano de grandes profesionales del sector y con los temarios más actualizados.