¿Tu también tienes 40 años y no sabes si estás a tiempo de presentarte a unas oposiciones? Pues déjanos decirte que la edad no es más que un número. Evidentemente, hay muchas razones por las que estudiar para las oposiciones a los 40 y te las explicamos en este artículo!

¿Es una locura estudiar para las oposiciones a los 40?

Estudiar para los exámenes a los 40 no es ninguna locura. Cantidad de personas lo hacen constantemente y consiguen los resultados que desean. Hay personas que deciden presentarse porque necesitan conseguir por fin esa estabilidad económica que siempre has deseado, otras porque quiere conseguir un trabajo que cumpla con todas tus expectativas profesionales, otras porque necesitan darle un giro de 180º a su carrera personal y profesional. En realidad, cualquier razón es válida, y la edad no es un factor limitante a la hora de preparar, presentarte y aprobar unas oposiciones.
Cada año se crean nuevos puestos de trabajo en la administración pública para que las personas que quieren opositar puedan tener una oportunidad de conseguir su plaza, con todas las garantías que eso conlleva. Por eso, sea cual sea la razón, y tengas la edad que tengas, ¡te animamos a que te presentes a las oposiciones y compruebes por ti mismo que no es tan difícil conseguir el éxito!

Ventajas de estudiar a los 40

Es normal que a partir de cierta edad surjan dudas sobre la posibilidad de seguir estudiando. Se suele dudar sobre las propias capacidades, como la memoria o la agilidad mental, ya que asociamos la edad con unas menor rapidez mental. También hay quien se pregunta qué pensarán sus familiares, amigos y/o compañeros de trabajo, e incluso qué llegará a prensar el tribunal de las oposiciones. Sin embargo, todo esto son argumentos sin fundamento. Lo único que importa es que la persona que quiere opositar tenga ganas, esté motivado y dispuesto a esforzarse y a superarse cada día, superando todos los retos que se le puedan plantear por el camino.

De hecho, la edad, lejos de suponer una desventaja, constituye una ventaja muy grande en cuanto a la madurez emocional que se tiene y a la experiencia profesional de la que se goza. Se tiende a tener las prioridades más claras, así como las aspiraciones profesionales y hasta dónde se está dispuesto a llegar por conseguir un objetivo. Asimismo, la confianza en uno mismo y el conocimiento que se tiene de sí mismo también ayudan mucho a reconocer los puntos fuertes y los débiles.

Además, estudiar unas oposiciones requiere disciplina y sacrificio a cualquier edad. Sin embargo, las personas que son más maduras comprenden que el sacrificio también es compromiso si existe una voluntad de conseguir un objetivo al que se aspira. En este sentido, es probable que, a nivel personal y emocional, sea más fácil organizarse para estudiar las oposiciones a los 40 que a los 30 o a los 20.

Consejos para estudiar oposiciones a los 40

Lo primero que debes hacer es buscar apoyo en tu entorno, es decir, en tus amigos y en tu familia. Es importante que los objetivos que quieres conseguir sean claros, así como las razones por las que has decidido dar el paso. Que ellos te entiendan es fundamental para que te animen a lo largo del camino y te aporten su granito de arena durante el proceso de opositar.

Además, contar con una academia donde prepararte también será de gran ayuda, ya que cuentan con la experiencia necesaria como para ayudarte a conseguir tus objetivos de manera pausada. De este modo no sólo contarás con profesionales capaces de resolver todas tus dudas, sino que también te organizarás mejor y concentrarse.

En Udeka ponemos a tu disposición las mejores academias para preparar las oposiciones, donde encontrarás los temarios más actualizados y los mejores sistemas de trabajo para conseguir tus objetivos de manera rápida y eficaz. ¿A qué esperas?