El examen oral de las oposiciones es la prueba a la que los candidatos más suelen temer. Sin embargo, este miedo es fácil de superar si sabes cómo, pudiendo así superar con éxito esta parte de la oposición. ¿Tú también tienes miedo de esta prueba? ¡No te preocupes! En este artículo te damos varios consejos para preparar la prueba oral en las oposiciones. ¡Sigue leyendo!

Nerviosismo antes del examen

Es normal para cualquier persona ponerse un poco nervioso antes de tener que realizar un examen oral. Sin embargo, existe gente que siente verdadero pánico, terror y ansiedad ante una pizarra o al saber que tiene que exponer sus ideas y argumentos ante otras personas que van a juzgar sus palabras. En algunos casos, se pueden producir incluso desmayos o ataques de pánico que requieren de asistencia profesional. Sin embargo, existen ciertas estrategias que se pueden poner en práctica para controlar los nervios y que todo salga bien.

Cómo calmar los nervios ante el examen oral de las oposiciones

Si estás pensando en opositar para una plaza dentro del Grupo A, lo más probable es que tengas que enfrentarte, como mínimo, a un examen oral. Por eso, es muy importante que seas capaz de sentirte confiado y seguro de ti mismo antes de proceder. Tal y como hemos mencionado, existen varias formas de conseguir un resultado exitoso, y son las que te listamos a continuación:

Ensayar el examen

Una de las mejores formas de superar el miedo a realizar una exposición oral, es realizara previamente sólo, pero también ante otras personas como, por ejemplo, familiares y amigos, ya que eso hará que te acostumbres a hablar en público y acabes perdiendo la vergüenza. Además, exponer ante otras personas te ayudará a detectar si hay algo que se puede mejorar en tu forma de exponer, como, por ejemplo, espasmos, murmullos o un tono de voz muy monótono. Si te da demasiada vergüenza exponer ante otras personas, puedes grabarte a ti mismo y examinar el resultado para encontrar puntos de mejora.

El día del examen

Si bien es importante que repases tu exposición antes de realizarla ante el tribunal, también debes realizar alguna actividad placentera que te permita olvidarte durante un rato de los nervios que tienes. Por ejemplo, puedes salir a correr o a tomar algo con un amigo. También es muy importante estar bien descansado y acordarse de llevar encima toda la documentación necesaria. Si ves que te está costando mucho mantener la calma, siempre puedes poner en práctica algunas técnicas de relajación y realizar ejercicios de respiración que te ayudarán a llevar mucho mejor la situación.

Visualízate aprobando

Si no estás convencido de que puedes hacerlo, ¿cómo crees que va a salir? Tienes que creértelo. Creer en ti es el primer paso para conseguirlo.

Hablar claro

Para que los miembros del jurado puedan entender bien tu exposición, es importante que hables alto y claro. También debe ser dinámico, que invite a reflexionar y que consiga captar la atención de tus espectadores. Debes intentar vocalizar bien y mantener la calma. Al fin y al cabo, ¡tú sabes que puedes hacerlo! Así que, ¿por qué preocuparse?

Lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal dice más de ti de lo que crees. Por eso, debes intentar evitar ciertos tics  que todos hacemos cuando estamos nerviosos o nos sentimos inseguros. Mantén tu postura, evita rascarte, tocarte la cabeza o el pelo, o jugar nerviosamente con las manos. Ser alegre o sonreír todo el tiempo es un error, al igual que evitar las mirada sa los miembros del tribunal de examen o mirar fijamente a un miembro del tribunal.

En este artículo te hemos dado varios trucos para superar con éxito la prueba oral en las oposiciones. Si tú también estás pensando en opositar o quieres mejorar tu preparación, en Udeka ponemos a tu disposición las mejores academias para preparar oposiciones, donde encontrarás los temarios más actualizados y tendrás a tu disposición a grandes profesionales del sector con una amplia experiencia en preparación de opositores. ¿A qué esperas?

.