Ser un buen líder requiere una mezcla de habilidades que son completamente diferentes a las requeridas en tu industria o trabajo anterior. A medida que tu carrera avanza, es importante perfeccionar estas habilidades para garantizar el apoyo a tu equipo y poder seguir creciendo. Aquí tienes algunas de las habilidades más importantes que te ayudarán a ser un buen líder, junto con ideas sobre cómo desarrollarlas.

 

¿Qué hace un buen gestor?

Un buen directivo debe tener un conjunto de hard y sfot skills que le permitan afrontar los escenarios comunes a los que se enfrenta a diario. Los directivos son:

1) Líderes

Un líder es alguien que puede dirigir un grupo, pequeño o grande, hacia un objetivo común. Su estilo de liderazgo cambiará dependiendo de la situación y de los individuos del equipo. Pero en todo momento mantiene la autoridad a la vez que invita a todos a contribuir y opinar.

2) Motivadores

También motivan a las personas para que quieran tener éxito y alcanzar sus objetivos individuales así como los de todo el equipo. Sin motivación, es poco probable que el equipo produzca trabajo de calidad o innovación

3) Confianza y fiabilidad

>Los empleados deben poder confiar en su jefe y apoyarse en él cuando lo necesiten. Necesitan poder confiar en que los planes del proyecto que crean son eficaces y eficientes. También tienen que poder confiar en que se ocupará de cuestiones delicadas en el lugar de trabajo o que juzgará los conflictos entre los empleados de forma justa. Del mismo modo, un buen director confía en sus empleados y no microgestiona su trabajo.

4) Comunicadores (¡y oyentes!)

Los mejores gerentes son capaces de comunicarse efectivamente. Esto incluye la comunicación verbal y la comunicación del lenguaje corporal. Y saben que la comunicación tiene que ver tanto con la escucha activa como con el habla

<5)Comprometidos

Los directivos deben estar comprometidos con los objetivos del equipo y de la empresa en su conjunto. Si no están comprometidos con los objetivos de la empresa, no pueden esperar que los miembros de su equipo estén comprometidos con la consecución de los mejores resultados.

6) Apoyar

Los directivos apoyan a sus empleados cuando tienen dificultades con las tareas o no entienden partes de los procesos. También los apoyan cuando hacen sugerencias o discuten el desarrollo personal durante las reuniones de evaluación.

7) Conocedores

Los gerentes deben estar bien informados sobre las tareas que debe realizar su equipo. Deben ser una fuente de información para ayudar al equipo a superar los malentendidos del proyecto y los problemas relacionados con los objetivos individuales.

8) Organizados

No todos los grandes gestores son organizados, pero los que lo son tienden a proveer planes de proyecto claros y explicaciones transparentes a su equipo, lo que puede ayudar a evitar errores.

9) Empatía

La empatía y la inteligencia emocional pueden distinguir a los buenos gestores de los grandes. Pueden manejar mejor las disputas en el lugar de trabajo y los conflictos del equipo. Y la empatía también es valiosa cuando se discute el rendimiento laboral en el contexto de problemas personales fuera del trabajo.

Cómo desarrollar las habilidades directivas imprescindibles

El directivo perfecto probablemente no existe. Incluso los directivos con experiencia necesitan afinar algunas de sus herramientas y seguir desarrollándose. A continuación, analizamos siete formas en las que los gerentes nuevos y experimentados pueden mejorar sus habilidades de gestión.

1) Cómo superar el síndrome del impostor

El síndrome del impostor puede ocurrir en cualquier profesión, pero a menudo lo experimentan los nuevos gerentes. Ocurre cuando alguien siente que no tiene las habilidades o los conocimientos necesarios para desempeñar sus funciones. Sienten que han caído en su papel por accidente y no por sus atributos.
El mayor problema del síndrome del impostor es que puede afectar a su confianza a la hora de manejar situaciones de liderazgo, e incluso puede rehuir las tareas por completo.

Algunas formas de lidiar con el Síndrome del Impostor son:

    Conciencia>: Toma conciencia activamente cuando te dices a ti mismo que no eres lo suficientemente bueno.
    Cambia tu mentalidad: Recuérdate a ti mismo que nadie lo sabe todo y que tu carrera es siempre una curva de aprendizaje (¡puedes establecer verdaderos recordatorios en el calendario para esto!).
    Habla con otros: Habla con otras personas sobre sus sentimientos de síndrome de impostor. Te sorprenderá saber cuántas personas se han sentido igual que tú.
    Busca apoyo: La mayoría de las empresas ofrecen apoyo a los nuevos directivos, ¡y deberían hacerlo!

2) Cómo pasar de colega de trabajo a directivo

El síndrome del impostor no es el único obstáculo al que se enfrentan los nuevos directivos al ascender en la escala corporativa.

Otro problema es la nueva diferencia jerárquica entre tú y tus compañeros. Los compañeros de trabajo que eran tus iguales en el puesto de trabajo pueden ahora tener que responder ante ti. Incluso puede que hayas conseguido el puesto antes que ellos.

Este cambio en la dinámica del lugar de trabajo puede causar todo tipo de problemas, desde malestar hasta sentimientos de soledad en el trabajo. Sin embargo, hay formas de facilitar la transición.

La más obvia es tener una conversación cara a cara con tu novio desde el principio y decirle que tienes una responsabilidad con la empresa y que necesitas esforzarte para cumplir los objetivos empresariales. También debes decirle que admiras su trabajo y valoras su amistad. Aclarar las cosas de esta manera te ayudará a evitar los hombros fríos y la desconfianza dentro del equipo. También te allana el camino para darles instrucciones y plazos sin que se sientan raros.
Lo que no debes hacer es darles un trato preferencial porque fueron/son tus amigos íntimos. Esto iría en contra de tu pretensión de ser un jefe justo y podría desmotivar o molestar a otros miembros de tu equipo.

3) Cómo mejorar el compromiso y la motivación de tu equipo

Tu éxito como directivo se mide por el rendimiento y los resultados de tu equipo. Las responsabilidades de un directivo afectan al resultado final de muchas maneras, pero una de las más importantes es comprometer y motivar a tu equipo
Entonces, ¿cómo puedes motivar a tu equipo durante un proyecto? Puedes:

  • Establecerobjetivos realistas y crear planes de proyecto claros.
  • No castigar los fracasos, sino entender lo que salió mal y ayudar a la gente a no cometer los mismos errores.
  • No microgestionar, porque esto suele desmotivar a los empleados (p. ej. No pidas demasiadas actualizaciones ni exijas que te copien en cada correo electrónico).
  • Dar a todos la oportunidad de hablar y de hacer sugerencias.
  • Involucrar al equipo en las decisiones y hacerles entender por qué se tomaron las decisiones en un nivel superior de la empresa La transparencia tiene un gran impacto en la motivación.
  • No programar reuniones sin una buena razón. Estas pueden frustrar a los empleados que están trabajando con un plazo de entrega ajustado.
  • Dar feedback valioso con elogios.
  • Recompensar el buen trabajo y los logros.
  • Crear un ambiente de trabajo limpio y seguro.
  • Programar reuniones puntuales del personal para discutir el desarrollo profesional y los objetivos de su equipo.

4) Cómo afrontar los conflictos como directivo

Desgraciadamente, afrontar los conflictos es una de las responsabilidades de un directivo. Y es crucial que los equipos se unan para lograr los mejores resultados. El mejor enfoque es la prevención, que puede lograrse:

    • Involucrando a todos en los proyectos.
      Asegurarse de que los objetivos del equipo son claros.
      Desalentar los chismes cuando se escuchan.
      Aprender las personalidades individuales ylos diferentes tipos de liderazgo y habilidades que se ajustan a esas personalidades.
      No te quejes nunca de los miembros de tu equipo, especialmente ante otros compañeros.

Otra forma de evitar conflictos en un mundo moderno y globalizado es utilizar tu conocimiento de la diversidad en el lugar de trabajo. Conocer más sobre las culturas crea un entorno inclusivo que puede ayudarte a evitar posibles conflictos antes de que surjan.

Cuando surjan los conflictos, haz todo lo posible por resolverlos rápidamente mediante:

      • Reuniones individuales con todos los implicados para conocer las perspectivas individuales.
        Enumera los puntos en los que estás de acuerdo y en los que no.
        Crea un plan de resolución de conflictos que se centre sólo en los acontecimientos y nunca en las personas
        Sigue un plan acordado con todos.

5) Cómo desarrollar habilidades de comunicación

Todas las habilidades descritas anteriormente tienen que ver con la capacidad del líder para comunicarse eficazmente con el equipo. Esto requiere una inteligencia emocional y unas habilidades interpersonales excepcionales.
Entonces, ¿cómo puedes desarrollar estas habilidades, que son el núcleo de todas las habilidades de gestión?

    • Lee libros, artículos o asiste acursos para mejorar las habilidades de comunicación.
      Utiliza siempre un lenguaje sencillo. Algunos de tus empleados pueden tener necesidades diferentes o pueden tener miedo de hacer preguntas porque has utilizado un término desconocido
      Sigue preguntando si tu equipo tiene alguna pregunta aclaratoria para asegurarte de que te han entendido.
      Dar siempre a todos contacto visual, rompiendo brevemente el contacto visual cada diez segundos aproximadamente.
      Se un escuchador activo y demuestre que ha estado escuchando haciendo sus propias preguntas de seguimiento.
      Se consciente del lenguaje corporal (suyo y de los demás). Evita los brazos cruzados y una expresión facial demasiado severa.

Aunque los consejos anteriores son bastante específicos, me gustaría señalar que la comunicación no consiste únicamente en seguir ciertas reglas que dictan cómo hablar, escuchar y presentarse. Es mejor pensar en las habilidades de comunicación como una herramienta que nos ayuda a todos a entender y conectar mejor con los demás, aunque no todos pensemos igual.

Algunas personas neurodiversas, como las del espectro autista, pueden tener dificultades para leer el lenguaje corporal o las expresiones faciales en una conversación, por lo que no debes dar demasiada importancia al lenguaje corporal en cada situación.

En cambio, intenta ser claro y conciso cuando te dirijas a un público que no conoces, para que la gente no tenga que intentar leer entre líneas.

6) Cómo mejorar tu toma de decisiones como directivo

Probablemente te hayas dado cuenta de que un día en la vida de un directivo está lleno de decisiones.

Mejorar tu toma de decisiones es algo que sucede con el tiempo a medida que ganas experiencia y conocimientos. Pero hay algunas formas únicas en las que puedes ser más decisivo y mejorar tu toma de decisiones:

        • Pasa tiempo con personas de todas las edades. Las personas más jóvenes y las más mayores pueden ofrecerte diferentes perspectivas que a menudo se te escapan.
          Toma una clase para mejorar tus habilidades de resolución de problemas.
          Lee contenidos con los que no estés necesariamente de acuerdo para abrir tu mente.
          >Cuando haces ejercicio con frecuencia, puedes centrarte claramente en las próximas decisiones.
          Haz listas de pros y contras para sopesar las decisiones.
          Aprende a reunir datos e información para tomar decisiones informadas.

7) Consejos para mejorar la oratoria y la presentación

>Hay personas que consiguen un puesto directivo porque están dotadas de experiencia y cumplen muchos de los criterios de gestión adecuados. A veces marcan la casilla de la comunicación, pero en cuanto se trata de hablar en público, todo cambia.

Los directivos tienen que hablar delante de un gran número de personas semanalmente, si no diariamente. Esto puede asustar y es una de las principales causas del síndrome del impostor mencionado anteriormente.

Con la práctica, por supuesto, se mejora la presentación y la oratoria. Pero los directivos tienen que dominar los aspectos básicos desde el principio para evitar que los empleados pierdan la confianza en ellos o cuestionen otros aspectos de su liderazgo.
Asegure la confianza y el respeto de sus empleados:

        • Aprendiendo sobre el lenguaje corporal
          Investigar presentación y consejos para hablar frente a un público
          Involucrar a otros miembros del equipo
          Practicar la presentación en solitario y grabarse para identificar hábitos e idiosincrasias
          Recuerda que los demás también quieren que tengas éxito

Pero, ¿por qué convertirse en directivo?

Hay muchas razones por las que la gente quiere ser gerente. Algunas personas tienen excelentes habilidades que son perfectas para un puesto directivo, como la capacidad de comunicar o motivar a un grupo. Pero el deseo de convertirse en líder puede ser mayor que las habilidades por sí solas.

Después de todo, uno puede desarrollar habilidades para convertirse en líder, pero el deseo inherente de convertirse en uno es algo más.

Muchos líderes eligen convertirse en líderes porque pueden participar en el desarrollo personal y el crecimiento de otros. Ser testigo y participar en esos desarrollos puede hacer que te sientas bien, lo que lleva a una alta satisfacción laboral.

Por supuesto, también está el factor dinero. Los directivos cobran más por su trabajo, y eso hace que aumente el número de personas que solicitan puestos de dirección. Eso sí, no cites esto como una de las razones para solicitarlo si alguna vez consigues una entrevista para un puesto directivo.