¿Tú también necesitas preparar un supuesto práctico, pero no sabes cómo? ¡Deja de preocuparte, te lo contamos todo en este artículo!

¿Qué es un supuesto práctico?

Un supuesto práctico es un examen práctico en el que los opositores deben demostrar que poseen conocimientos científicos y teóricos de aquella especialidad para la que están opositando, así como un gran dominio de aquellas habilidades técnicas relevantes dentro de su área de especialización.

Guión para un supuesto práctico

Si quieres tener éxito en tu desarrollo del caso práctico, te recomendamos seguir el siguiente esquema:

  • Introducción: se trata de definir lo que se va a desarrollar durante las próximas líneas y cuál es el propósito del caso práctico en cuestión, es decir, qué es aquello que se pretende poner de manifiesto o resolver y cómo.
  • Contexto: debes analizar detalladamente todos los aspectos que puedan ser relevantes del caso en cuestión y llevar a cabo un análisis pormenorizado. Gracias a ello, podrás concretar todo lo necesario para que puedas plantear una intervención. Sin embargo, tengo cuidado de no repetir los mismos datos del enunciado, pues serás penalizado.
  • Marco teórico y legal: aquí debes tener en cuenta la normativa vigente como, por ejemplo, decretos y leyes orgánicas. También deberás hacer referencia a las bases pedagógicas y teóricas, donde tal vez sea oportuno aclarar el significado de algunos de los conceptos clave. Gracias a la definición de este marco teórico y legal, podrás continuar con el desarrollo del caso.
  • Plan de intervención: en este apartado se trata de desarrollar en detalle la propuesta para resolver la situación que se está planteando. En este sentido, debes pensar tanto en lo que se propone para dentro del aula como para el centro, qué relación habrá entre los grupos, cuál será la relación entre las familias y el entorno, cómo se van a organizar los tiempos y demás aspectos que vayas a desarrollar.
  • Conclusión: aquí debes sintetizar sin repetir de qué manera tu propuesta da respuesta al caso planteado y cuál ha sido la labor que has jugado, así como cualquier feedback que podrías haber recibido.
  • Bibliografía: es importante que te acuerdes de citar fuentes importantes, tanto clásicas como actuales y, a poder ser, de distintos medios, no únicamente de libros.

Criterios de evaluación del caso práctico

A la hora de corregir un caso práctico, estos son los criterios que se aplican:

  • Buen resultado del ejercicio y justificación apropiada
  • Ajuste de la respuesta desarrollada al problema que se estaba planteado
  • Que la respuesta cuente con una fundamentación psicopedagógica fuerte
  • Que la respuesta esté bien fundamentada desde un punto d evista normativo
  • Que la redacción y exposición del caso práctico esté lograda, con uso de lenguaje técnico, buena ortografía, enfoque didáctico y estructura lógica y organizada).
  • Referencias bibliográficas de calidad y variadas
  • La propuesta es creativa, original y viable
  • Se incluyen estrategias metodológicas interactivas
  • Vinculación con el desarrollo profesional docente y con el desarrollo competencial del alumnado
  • Se tienen en cuenta las necesidades de los alumnos con diversidad
  • Se incluyen recursos humanos y materiales para mejorar el proceso de aprendizaje y enseñanza.

Consejo para realizar bien el caso práctico

Es muy importante que respondas únicamente a lo que te están preguntando. No te olvides de tener en cuenta todos los aspectos esenciales del enunciado y de dar una respuesta coherente y realista en todos los puntos del ejercicio.

Si crees que necesitas ayuda para mejorar tus resultados, en Udeka ponemos a tu disposición las mejores academias de preparación de oposiciones donde encontrarás los temarios más actualizados y contarás con la ayuda de grandes expertos en la materia. ¡No esperes más! ¡Deja que te ayudemos!