Los profesionales del sector del diseño de videojuegos suelen decir que ir a trabajar no se parece en nada al trabajo. Y aunque eso puede ser cierto, una carrera como diseñador de videojuegos te mantendrá en alerta sólo para mantenerte al día con la siempre cambiante industria.

1. Aprende los fundamentos del diseño de videojuegos

La popularidad de las consolas de videojuegos como la PlayStation y la Xbox 360, los juegos de ordenador de sobremesa, los juegos basados en la web a los que se accede a través de Internet y el auge de las aplicaciones de juegos para teléfonos inteligentes han alimentado un creciente interés en el campo del diseño de videojuegos. Las estadísticas publicadas por Fortune revelan un enorme aumento de las ventas en el sector de los videojuegos, con unos ingresos de 23.500 millones de dólares solo en 2015. Si bien esos 23.500 millones de dólares representan las ventas combinadas de hardware y software, al menos 16.500 millones de dólares procedieron de las ventas de software, lo que indica que se trata de una industria muy robusta y con mayores oportunidades para las personas que desean entrar en el campo como diseñador de videojuegos.

Convertirse en diseñador de videojuegos requiere educación y una mente creativa. También requiere identificar qué faceta de la industria se ajusta más a tus objetivos profesionales: trabajar en una pequeña empresa de nueva creación, en una empresa de medios de comunicación, en una empresa de diseño de software o en una compañía multimillonaria de producción de videojuegos.

2. Aprender conceptos esenciales y desarrollar habilidades creativas

La importancia de la educación formal

En los últimos años, muchas universidades de renombre, colegios y escuelas privadas de todo el país han añadido programas de grado relacionados con los videojuegos. En el pasado, los diseñadores de juegos podían matricularse en una escuela de cine o estudiar informática para convertirse en diseñadores de videojuegos. De hecho, algunos de los diseñadores con más talento del sector empezaron su carrera sin apenas formación en diseño de videojuegos. Pero esa vía es prácticamente imposible hoy en día, y a menudo se requiere una educación formal para conseguir el trabajo soñado. Todo es cuestión de elegir.

Un futuro diseñador de videojuegos puede elegir entre varias opciones de aprendizaje, entre las que se encuentran los cursos que ponemos a tu disposición en Udeka.  Algunos estudiantes prosperarán en un programa universitario tradicional, mientras que otros pueden encontrar el mayor beneficio en un curso online que les permita progresar a su propio ritmo.

Teoría y técnica

El entorno de aprendizaje que elija un estudiante debe ofrecer un plan de estudios que se adapte a los objetivos profesionales del estudiante en el diseño de videojuegos. Por ejemplo, un futuro diseñador de videojuegos que desee crear juegos para smartphones Android se concentrará en el lenguaje de programación Java y en el sistema operativo Android. El desarrollo de juegos para el sistema operativo iOS de Apple requerirá trabajar con Objective-C.

Sin embargo, en primer lugar, los diseñadores de videojuegos suelen aprender las teorías de la animación, las ciencias de la computación y la programación, y las matemáticas/álgebra intermedias o avanzadas. Incluso realizarán tareas relacionadas con el lenguaje de programación y la codificación. Los diseñadores construirán tramas y crearán personajes interesantes para mantener a los jugadores motivados y desafiados. Un buen diseñador también pensará de forma innovadora, será original e inventivo.

Los diseñadores de videojuegos también deben poseer ciertas habilidades creativas para tener éxito en este campo, como habilidades básicas de dibujo y diseño y comunicar ideas. Los diseñadores también conocen las distintas plataformas de diseño y suelen dominar los paquetes de animación y gráficos en 2D y 3D, como NUKE, Maya y Studio Max. Son expertos en informática, capaces de comunicarse y trabajar en equipo, y tienen la fortaleza de aceptar instrucciones y estar abiertos a las críticas. También ayuda ser un ávido fan de los videojuegos y de la industria.

3. Construye tu conocimiento de los lenguajes de programación

Convertirse en diseñador de videojuegos requiere encontrar el entorno de aprendizaje adecuado. Sin embargo, el camino hacia el empleo en la industria del videojuego también puede requerir el estudio autoguiado y la formación en el trabajo. La programación es una parte esencial del conjunto de herramientas del diseñador de videojuegos, independientemente de dónde desee trabajar dentro de la industria. Desde funciones de desarrollo creativo hasta puestos de trabajo como programador, los diseñadores de videojuegos necesitan adquirir y mantener conocimientos prácticos de los lenguajes de programación más populares.

Además, aprender a utilizar un lenguaje de programación es como aprender una lengua extranjera. Sólo se mantendrá fresco en la mente del estudiante con el uso regular y la repetición, por lo que la formación en el trabajo es inestimable.

Tras completar la formación formal y embarcarse en varios proyectos personales, un diseñador de juegos principiante puede optar por encontrar trabajo como programador en una empresa que produzca videojuegos. Es posible que se necesiten algunos años para alcanzar un puesto directivo o para obtener las cualificaciones necesarias para un puesto creativo de alto nivel en una empresa establecida, pero «pagar las cuotas» en un puesto de nivel inicial es un requisito común en muchas industrias hoy en día.

Mientras esté empleado en un puesto de entrada, un nuevo empleado recibirá una valiosa formación en el puesto de trabajo, incluso si el programa escolar que completó ofrecía un plan de estudios actual y actualizado. La velocidad a la que la industria adopta nuevos lenguajes y estándares de programación es rápida, y siempre hay más que aprender como programador de cualquier programa informático.

Conseguir el éxito como diseñador de videojuegos significa adquirir un sólido conocimiento de las tendencias y prácticas actuales de la industria, al tiempo que se cultivan nuevas habilidades mediante el estudio y la exploración independientes. Los mejores diseñadores de videojuegos siempre están operando en la vanguardia e imaginando nuevas historias, juegos y personajes para llenar mundos de juego creativos.

4. Construir un sólido portafolio

En la mayoría de los trabajos artísticos, pero especialmente en el caso de los creativos como los diseñadores de videojuegos, es imprescindible tener un portafolio profesional. Puede significar la diferencia entre conseguir unas prácticas, conseguir un trabajo o construir tu reputación. Entre los proyectos que pueden resultar valiosos para el portafolio personal de un diseñador están:

  • Minijuegos para smartphonesGuiones e historias para usar en juegos de ordenador
  • Cortos animados que introducen un nuevo mundo de juego
  • Ilustraciones de entornos y personajes
  • Juegos sencillos basados en la web que muestren los conocimientos de programación

Un título o certificado de finalización de estudios en diseño de videojuegos o un área relacionada puede ayudar a un estudiante a conseguir una entrevista con un posible empleador. Sin embargo, las pruebas de proyectos independientes, unas prácticas o una experiencia laboral pasada ayudarán a que el currículum de un estudiante se sitúe en lo más alto de la pila. El estudio autónomo fuera de la escuela no sólo garantiza que el estudiante se mantenga al día en los lenguajes de programación recién introducidos, sino que la creación de proyectos fuera de clase también ayuda al estudiante a construir una valiosa cartera.

Si tú también te quieres convertir en diseñador de videojuegos, en Udeka ponemos a tu disposición los dise, especializarte en aquello que te apasiona y ampliar tus perspectivas de futuro.