Una persona media tiene 12 trabajos en su vida. El Coronel Sanders fundó KFC a los 62 años. Sam Walton abrió el primer Walmart en 1962 con 44 años. Tal vez tu situación actual te parezca el Día de la Marmota y quieras hacer algo al respecto.

Según el informe de Indeed sobre los cambios de carrera, basado en una encuesta realizada a 662 empleados a tiempo completo (de diversos sectores/niveles de formación) en Estados Unidos, el 49% ha decidido cambiar de carrera. Si tú también eres uno de ellos, ¡te contamos lo que necesitas saber!

Consejos para cambiar de profesión a los 40 años

Ten en cuenta lo siguiente:

1.Conoce tus motivaciones

Si decides cambiar de profesión, ten claro que se trata de un gran cambio. Tienes que tener claras tus razones.

Puede haber una serie de razones que te hagan querer cambiar de carrera y encontrar un nuevo trabajo, como por ejemplo:

  • Cambio en tu estilo de vida actual
  • Aburrimiento en tu función o sector actual
  • Reubicación
  • Estrés
  • Reducción de personal
  • despido

Puede que quieras equilibrar tu vida profesional y personal, o puede que simplemente sea el momento de seguir tu pasión. A una edad más temprana, puedes optar por trabajos de nivel inicial, pero con años de experiencia y habilidades adquiridas, tendrás una ventaja y normalmente empezarás en un nivel más alto que un recién graduado universitario.

Es posible que cambies de trabajo por motivos económicos, pero también debes tener en cuenta otros aspectos. Por ejemplo, asegúrate de que el nuevo camino que elijas no implique demasiada carga de trabajo, porque puede que el salario más alto no merezca la pena.

2. Investiga a fondo el mercado

Presta atención a las tendencias del sector y mira qué necesitas estudiar para avanzar en tu carrera. Averigua qué buscan los jefes de contratación en un candidato potencial.

Investiga las oportunidades de carrera de las que dispones. Comprueba si hay puestos a tiempo parcial o a tiempo completo disponibles. Aprende a escribir cartas de presentación para puestos de trabajo explicando cómo algunas o todas tus habilidades son útiles y aplicables.

Las personas que cambian de carrera o «pivotan» necesitan mantenerse motivadas en su nueva trayectoria profesional. Es posible que veas miles de anuncios que no son exactamente lo que buscas para tu nuevo puesto. Tienes que averiguar cuál es la mejor opción para ti, tus habilidades, tus intereses y tu etapa vital.

3. Conseguir que todos te apoyen

«Todo el mundo» se refiere aquí a tu familia inmediata. Puede afectar a tu cónyuge, a tus hijos y a cualquier otra persona de tu entorno. Un cambio de carrera no es para todo el mundo y puede causar un estrés excesivo a los que te rodean. La transición puede ir bien si todo el mundo está de acuerdo.

Tu familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos e incluso parientes lejanos pueden aconsejarte que no cambie de profesión. Pero es tu vida y tienes que decidir qué es lo mejor para ti. Cuando pasas un tercio de tu vida trabajando, lo mejor es tener un trabajo que te llene.

La gente te disuadirá de probar algo nuevo y aventurarte en lo desconocido. Puede que sean las personas equivocadas con las que hablar y que nunca hayan experimentado algo así. Pregunta a alguien que haya hecho un cambio de carrera a los 40 o 50 años y haya tenido éxito.

Tienes que evaluar tu situación actual. Tienes que tener claro por qué quieres hacer un cambio de carrera y, si tus intenciones son sólidas, es de esperar que tus seres queridos estén de acuerdo con ello.

4. Superar el miedo

Es posible que no quieras cambiar de carrera porque tiene miedo. El miedo al estrés financiero puede limitar tus sueños.

Haz siempre un plan B. Nunca dejes tu carrera sin un plan. De hecho, siempre debes tener un plan B. Si algo no funciona como debería, ten un plan de respaldo al que recurrir.

Establece nuevos objetivos para superar el miedo. Avanzar hacia un gran cambio y sentir que has conseguido algo aumentará tu confianza hasta que encuentres la nueva carrera perfecta.

Cree en ti mismo. Hacer un cambio de carrera es un gran paso. Antes de nada, tienes que creer en ti mismo. Visualiza que puedes hacerlo.

5. Otros consejos importantes

  • Test de carrera: puedes hacer un test de carrera y averiguar qué se ajusta a tus nuevos objetivos. Puedes probar el Test de Estilos de Trabajo de Teal, que te dará una buena idea de cómo trabajas.
  • Utiliza tus habilidades transferibles: son las habilidades que has adquirido a lo largo de los años trabajando en un determinado empleo. Pueden incluir habilidades blandas como la comunicación, el liderazgo, la resolución de conflictos o la creatividad, entre otras.
  • Piensa en los fondos de emergencia: crea un fondo de emergencia antes de cambiar de profesión. Si el cambio de carrera se prolonga más de lo previsto, puedes estar tranquilo sabiendo que tienes dinero reservado para mantenerte a ti mismo y posiblemente a tu familia.
  • Aprovecha tu red de contactos: a lo largo de los años, has creado una red profesional. Ahora es el momento de ponerla en valor. Si te interesa una nueva carrera, alguien de tu red puede presentarte a la persona o empresa adecuada. Siempre es una buena idea pedir a alguien de tu red una entrevista.
  • Investiga el mercado: averigua si hay alguna vacante en tu carrera deseada que te convenga. Familiarízate con la jerga específica del sector y los temas de actualidad para ser competente en las entrevistas.

En este artículo te hemos contado cómo cambiar de carrera laboral a los 40 años. En Udeka ponemos a tu disposición los mejores cursos formativos, para que puedas formarte en aquello que te apasiona y consigas ampliar tus perspectivas laborales. ¿A qué estás esperando? ¡Deja que te ayudemos!