La tecnología es el complemento perfecto para cualquier aula moderna. Cuando se trata de aprender, queremos que los estudiantes estén comprometidos, motivados y se diviertan.
Desde los ordenadores portátiles hasta los auriculares de realidad virtual, hay una amplia gama de tecnología disponible para mejorar el aprendizaje en el aula. En este artículo, exploraremos los beneficios del uso de la tecnología en el aula y veremos cómo se puede utilizar.

¿Qué es la tecnología en el aula?

Podemos definir la tecnología como objetos o procesos creados por el hombre que se utilizan para resolver problemas o ayudarnos en las tareas. Básicamente, la tecnología es todo lo que se crea para resolver un problema o facilitarnos la vida. Aunque tecnología es un término amplio, a menudo se utiliza específicamente para formas digitales de tecnología.
Ahora que tenemos una comprensión básica de la tecnología, vamos a discutir el impacto de la tecnología en el aula. Esto incluye cualquier tecnología utilizada en el aula para mejorar la experiencia de aprendizaje.

La tecnología ha estado presente en las aulas durante muchos años, pero el uso de la tecnología en el aula sigue aumentando. Un estudio realizado en 2020 reveló que el 79% de los profesores utiliza la tecnología en casi todas las clases. Eso es el triple que hace 10 años.

El concepto de utilizar la tecnología con fines educativos se llama tecnología educativa, o edtech para abreviar. El sector de la tecnología educativa está valorado en más de 106 mil millones en 2021 y se espera que alcance casi 378 mil millones en 2028. Exploraremos algunos ejemplos de tecnología en el aula más adelante en este artículo.

5 beneficios de la tecnología en el aula

Dado que la tecnología se utiliza para resolver problemas o ayudarnos a realizar tareas, tiene sentido utilizarla en el aula. Incluso hay tecnologías específicas para las escuelas, diseñadas específicamente para mejorar la experiencia de los estudiantes y la eficiencia en el aula. Echemos un vistazo a algunos de los beneficios de la tecnología en el aula.

Aprendizaje inmersivo

Uno de los mayores beneficios de la tecnología en el aula es el elemento de inmersión que aporta. Las historias cautivadoras y los visuales coloridos se entrelazan a menudo con la tecnología, creando una experiencia interesante e inmersiva para los estudiantes.
En un entorno tan inmersivo, es probable que aumente la motivación de los estudiantes, ya que se sentirán atraídos por la lección y tendrán una experiencia realmente agradable. Uno de los tipos de tecnología para el aula más inmersivos es el uso de realidad virtual , de los que hablaremos en un momento.

Aprendizaje divertido

La tecnología tiene el potencial de crear entornos de aprendizaje divertidos y atractivos que hacen que el proceso de aprendizaje sea más agradable para los estudiantes. Los juegos o los escenarios similares a los juegos pueden incluso incorporarse a planes de clase para aumentar la productividad y la diversión. Este proceso se llama gamification.

En nuestro mundo moderno, los jóvenes tienden a pasar mucho tiempo en sus dispositivos. Como ya disfrutan de la tecnología, podemos atender sus intereses y experiencias utilizando la tecnología en el aula.

Preparar a los estudiantes para la vida adulta

El sector educativo está cambiando cada vez más a métodos basados en la tecnología, y la mayoría de las otras industrias están haciendo lo mismo o ya lo han hecho. En general, los trabajos de oficina ya no requieren lápiz y papel, así que ¿por qué deberíamos ceñirnos a los viejos métodos en el aula?

Al dar a los estudiantes la oportunidad de acostumbrarse a utilizar la tecnología digital, podemos darles los conocimientos que necesitan para tener éxito en el mundo laboral. La tecnología también se utiliza ahora para una serie de tareas cotidianas, como reservar una cita con el médico.

Aprendizaje personalizado

La capacidad de personalizar las lecciones y los planes para estudiantes específicos nunca ha sido tan fácil. Trabajar con sistemas de gestión del aprendizaje permite una experiencia extremadamente personalizada. Los profesores pueden conectarse para ver de forma rápida y eficaz en qué tienen dificultades los estudiantes o en qué destacan.

Estos sistemas pueden registrar el progreso del aprendizaje y servir como base de datos digital, almacenando información sobre los hábitos y las calificaciones de los estudiantes. Con el acceso a estos datos, es fácil para los profesores preparar trabajos específicos para las necesidades y deseos de cada estudiante.

¿Quién puede beneficiarse de la tecnología en el aula?

Ahora que sabemos lo increíble que puede ser el uso de la tecnología en el aula, echemos un vistazo a quién puede beneficiarse de las herramientas digitales de enseñanza.

Estudiantes

Los niños de hoy en día probablemente han crecido con la tecnología y los medios relacionados con Internet. Estas generaciones más jóvenes se beneficiarán enormemente del aprendizaje en medios con los que están familiarizados. La tecnología puede ser beneficiosa en todos los niveles educativos: primaria, secundaria, etc.

Educación primaria

En la escuela primaria los alumnos pueden beneficiarse del uso de pizarras interactivas para reunir a la clase y realizar actividades colaborativas. Las pizarras interactivas también son muy útiles para presentar vídeos u otros materiales visuales. Incluso YouTube puede ser una útil herramienta de enseñanza y tiene infinidad de contenidos educativos.

Secundaria y universidad

Los estudiantes de secundaria y universidad pueden beneficiarse de los sistemas de gestión del aprendizaje. Como se ha mencionado anteriormente, se trata de una forma eficaz de seguir el progreso de los estudiantes. Estas plataformas también permiten a los estudiantes recibir comentarios directos de sus profesores y acceder a los materiales de clase, así como a contenidos adicionales.

La realidad virtual y la realidad aumentada pueden dar vida a un aula, aunque sean caras. Con estos dispositivos se pueden crear entornos extremadamente realistas que mejoran enormemente la experiencia de aprendizaje.

Universidad

Los estudiantes universitarios pueden mejorar su experiencia de aprendizaje utilizando la tecnología en forma de tabletas y ordenadores. Las revisiones, las tareas y la investigación pueden realizarse con esta tecnología. Los libros ya no son la única fuente de información, y la interminable oferta de información en Internet puede agilizar cualquier proceso de investigación.

Las tablets también son muy útiles para tomar notas durante las clases, e incluso pueden combinarse con bolígrafos para imitar un proceso de escritura natural. Las aplicaciones también pueden ser una herramienta muy útil para los estudiantes. Las aplicaciones de calendarios interactivos pueden ser un salvavidas a la hora de organizar el tiempo de estudio en torno a las clases, y hay muchas aplicaciones educativas o de estudio disponibles.

Profesores

Este grupo de personas es el que más se beneficia potencialmente de la tecnología en el aula. La tecnología es ideal para mejorar el aprendizaje de los alumnos, pero también es extremadamente beneficiosa para los profesores.< Con las plataformas que permiten a los profesores supervisar virtualmente el progreso de los alumnos, gestionar una clase nunca ha sido tan fácil. Puede ser difícil hacer un seguimiento de toda una clase de estudiantes, saber qué es lo mejor para cada alumno y adaptar cuidadosamente las lecciones en consecuencia. Los profesores no sólo pueden acceder a la información sobre los alumnos para ofrecer una experiencia de aprendizaje personalizada, sino que también pueden obtener apoyo para enseñar a los alumnos. Hay una gran variedad de herramientas disponibles para ayudar a la planificación de las lecciones, e incluso contenido de lecciones preelaboradas si es necesario. Los profesores pueden incluso utilizar planes de estudios preelaborados que incorporan realidad aumentada en las lecciones, lo que supone una experiencia de aprendizaje emocionante. Los estudios han demostrado que el 49% de los profesores considera que la tecnología les ha hecho más eficientes a la hora de planificar >e impartir las clases.

En este artículo te hemos contado los beneficios de utilizar la tecnología en el aula. Si estás pensando en opositar a profesor/a, en Udeka ponemos a tu disposición las mejores academias para preparar tus oposiciones, donde encontrarás los mejores temarios y aprenderás de la mano de grandes profesionales.